Post Apocalipsis

Vaya, tengo visita, pues ya que has llegado hasta aquí lo menos que puedo hacer es presentarme, me llamo… bueno, en realidad tampoco importa cómo me llame, es suficiente con que sepas que soy tu tataranieta, una de las personas que viven en el planeta cuatro generaciones después de la tuya, así que puedes ponerme el nombre que creas oportuno.
Las cosas se han puesto feas, las zonas habitables del planeta se han reducido, no tenemos problemas migratorios ya que la población se ha visto reducida al 10% (1000 millones de habitantes), podrías pensar que así habrá recursos para todos, pero no, agua y aire contaminados, calentamiento global y a consecuencia de todo esto escasez de alimentos.
Vivimos gracias a pequeñas plantaciones, al trueque, en ocasiones a robar… Sí, carroñeros, ladrones, asesinos, violadores, integran ahora la mayor parte de nuestra sociedad. Obviamente hay que estar dispuesto a todo para defender lo nuestro, a todo. Obviamente ya no queda ningún tipo de servicio social. Obviamente estamos solos.
Las grandes ciudades están prácticamente desiertas, allí la gente está especialmente armada, es la única manera de blindarte contra los merodeadores. Existen ciudades paraíso, por supuesto, pero pertenecen al 7%, son auténticas fortalezas, allí  nadie es bienvenido, y sabemos que igualmente padecen las enfermedades y escasez, simplemente lo llevan con mayor comodidad.
Tu generación y la de tus descendientes hicisteis una elección, decidisteis olvidaros de reciclar y a nosotras nos tocó aprender a recuperar piezas de la basura para objetos necesarios para nuestro día a día, decidisteis despreocuparos de en qué condiciones medioambientales y laborales se fabricaban vuestros bienes de consumo, y a nosotras nos tocó aprender a medicarnos, a aprender a usar la mejor droga para cada enfermedad, y a asumir que la esperanza de vida apenas llega a los 40 años, decidisteis buscar la felicidad en objetos materiales en lugar de en vuestro interior y a nosotros nos tocó aprender a vivir con la pesadumbre que supone quitar una vida humana, y estar preparadas para abandonar a un ser querido en cualquier momento.
Nosotras vivimos a unos 100 km de la ciudad más próxima, en una antigua casa abandonada a la que le faltan un par de paredes de la fachada, una de esas casas de platos de arcopal, de fluorescentes y azulejos blancos en la cocina y de tapates de ganchillo, aunque de eso solo quedan migajas, y casi todas las instancias están invadidas por vegetación, no tenemos luz ni agua, y el alimento no sobra, tenemos la suerte de tener un par de contactos con los intercambiamos trabajo por comida, un pequeño huerto y un pozo a menos de 2km. Algunos días podemos permitirnos el lujo de comer con nuestros vecinos, cantamos algo, compartimos comida y bebemos, va bien que las niñas socialicen un poco pero estas relaciones nunca duran, es costumbre en nuestra sociedad, no sabemos cuando tu amigo se convertirá en tu enemigo, no es cuestión de traición si no de supervivencia.
Esta noche es una noche fría, me toca ser la primera en hacer guardia, la casa está rodeada de trampas y alarmas pero en estos tiempos, toda precaución es poca. Aprovecharé para presentarte a las pequeñas de la casa, esas dos que duermen acurrucadas y cubiertas por una manta en la cama son mi hija Ana y Luna, tienen 13 y 7 años respectivamente, a Luna la encontramos hace 2 años, perdida y aterrorizada, y cometimos el error de adoptarla, ahora es como de la familia, aunque no sé si ella piensa lo mismo de nosotros. He transmitido a Ana todos mis conocimientos, autodefensa, electrónica, primeros auxilios, medicina, caza, recolección… y Luna no se queda atrás, son en muchos aspectos prácticamente como adultas, podrán valerse por ellas mismas perfectamente cuando yo no esté. La verdad es que yo ya he llegado al límite de mi aguante, demasiada recuerdos dolorosos, he superado una enfermedad mortal de milagro pero no tengo fuerzas para lidiar con una segunda y evidentemente, si yo me quito de en medio, ellas tendrán más recursos. Tengo 33 años y tengo la sensación de haber vivido 70, las quiero con todo mi corazón y son la única motivación que tenía para seguir adelante, pero me puede la pesadumbre. Ana ya lo sabe, y en cierto modo me da su bendición, aunque preferiría tenerme a su lado. Fuera la luna brilla, llena, anaranjada, puede que con especial fuerza, el olor a bosque es intenso, y la hierba resulta un asiento especialmente mullido, es curioso la paz que inunda mi cuerpo ahora mismo, lo cálido que resulta el frio cañón del revólver en mi boca… ya sólo queda apretar el gatillo. Click.

Vuelta a la normalidad

A la normalidad? Tal y como cuentan Naomi Klein, Steve Cutts, Extinction Rebellion o muchos otros: no nos hemos cansado de destrozar el planeta? No sería este un buen momento para cambiar nuestro rumbo? Volver a la normalidad es recuperar el mundo donde lo dejamos, incendios en Australia, el amazonas diezmado, grandes tormentas, guerras por el petróleo, especies animales que desaparecen día tras día… tengo la sensación de que este momento que vivimos podría ser un punto de inflexión, o seguimos igual o aprovechamos la depresión económica para crear nuevos puestos de trabajos en empresas más beneficiosas para el medioambiente, energías renovables, sanidad, educación, investigación y desarrollo, agricultura ecológica, empresas de reciclaje… ha día de hoy creo que será más fácil crear un grupo u organización que pueda desarrollar una nueva empresa que ponerte a mandar currículums con la esperanza de que alguien te contrate (y con qué sueldo lo hará, ‘ya sabes, es que estamos en crisis’), la otra opción es ‘ladrillo y turismo’, otra vez, Y volver a entrar en el bucle, como digo, no esperes los sueldos de antes, toca apretarse de nuevo el cinturón, a ti, quiero decir.
Aprovechemos este momento, porque en unos años nos daremos cuenta de que hemos recorrido un camino que nos ha llevado a una de estas dos situaciones: enseñar a nuestros hijos a mantener un estilo de vida menos consumista, más respetuoso con el medio ambiente, más pleno emocionalmente o enseñar a nuestros hijos a cómo usar un arma, a donde conseguir comida, a defenderse de ladrones y violadores o a asumir que es normal morir de una pandemia o cáncer…

TUBES:
Naomi Klein & Diarmid Campbell-Lendrum | Talks For Future

PELICULAS:
Adú [Salvador Calvo, 2020] (caza furtiva, inmigración…)
El Hoyo [Galder Gaztelu-Urrutia, 2019] (clases sociales)

MÚSICA:
Kansas – Death Of Mother Nature Suite
Paula Grande – Ké mundo
The Eagles – No More Walks in the woods

LIBROS:
Consumir menos, vivir mejor por Toni Lodeiro (consumo consciente)
Esto lo cambia todo por Naomi Klein (capitalismo vs clima)

DOCUMENTALES:
This Changes Everything [Avi Lewis, 2015] (economía y clima)
Slavery: A Global Investigation [Brian Woods & Kate Blewett, 2000] (esclavitud)
Minimalism: A Documentary About the Important Things [Matt D’Avella, 2016] (ser feliz con menos)

LINKS/ONGs:
Sunrisemovement.org (medioambiente)
yonodesperdicio.org

PEOPLE:
Steve Cutts (ilustrador)

 

Cover Photo by Guduru Ajay bhargav from Pexels

#FridaysForFuture (Viernes por el Futuro)

Photo by Kourosh Qaffari from Pexels

La verdad es que no tenía demasiada esperanza puesta en la juventud, daba por hecho que sus mayores preocupaciones eran ligar, salir de fiesta y hacerse selfies para colgar en las redes sociales, tal vez porque yo no fui el mejor ejemplo durante mi juventud. Pero, Oh Sorpresa! Han sido ellos los que han dicho basta. Con el futuro que se nos viene encima han sido ellos, y no nosotros (supuestamente adultos responsables) los que han decidido tomar medidas, decirnos basta y exigir un futuro digno. Basta de contaminar el planeta, basta de un sistema productivo que contamina y empecemos a cuidar el medioambiente. Yo, que a lo máximo que aspiraba era a poder escaquearme los viernes del instituto para poder ir a jugar al futbolín, no siento más que admiración por esta generación que decide coger las riendas de su vida, de su generación y del planeta. Viernes tras viernes se unen más y más estudiantes a las huelgas por el futuro #FridaysForFuture. Cada vez, más países, más ciudades, más manifestantes.


Y es que no hay más que escuchar a los especialistas para saber lo que les depara el futuro
– Aumento de temperaturas y deshielo, con más zonas inhabitables y nuevas migraciones
– Aire contaminado y con exceso de CO2 y mares contaminados de plásticos, químicos y metales pesados, que provocará que amigos y familiares sean propensos a padecer más enfermedades, cáncer o tumores.
– Océanos diezmados por la pesca, disminución de la población de abejas con la consiguiente disminución de la variedad de fauna y flora.
– …

A mí, desde luego, me da vergüenza usar el argumento de ‘nosotros ya no podemos hacer nada, esto es cosa vuestra’ porque no es cierto. Vigilo a quien voto en las elecciones, no compro artículos que sé que acabarán en un vertedero en cuestión de un par de meses (obsolescencia programada), rechazo todos los envases de plástico que me es posible y he reducido el consumo de carne (te sorprenderías de lo que contamina esta industria). En definitiva, son nuestros pequeños los que nos están dando el tirón de orejas y creo que es momento de escucharles.

La próxima cita importante es el 24 de Mayo, acompañemos a nuestros hij@s en esta ocasión.

TUBES:
The High Price of Materialism (Subt)

PELICULAS:
Playtime [Jacques Tati, 1967] (mundo moderno)
El reino [Rodrigo Sorogoyen, 2018] (corrupción política)

MÚSICA:
Neil Young – Natural Beauty
Rise Against – Collapse
The Fleshies – South Miami Beach

LIBROS:
Cómo detener el calentamiento global y cambiar el mundo, Jonathan Neale

DOCUMENTALES:
The Activist [Aktivisti, Petteri Saario, 2017] (mineria)
The Islands and the Whales [Mike Day, 2016] (caza de ballenas)

LINKS/ONGs:
FridaysForFuture.org (protestas por el clima)
TrashPlastic.com (vivir sin plástico)
https://www.ipcc.ch/ (calentamiento global)

PEOPLE:
Greta Thunberg (lucha contra el cambio climático)

Mejor sin pajita

El pasado 11 de Febrero asistí a la proyección del documental ‘Straws‘ de Linda Booker, organizado por Festival Internacional de Cine del Medio Ambiente y Aula Ambiental de la Sagrada Familia, con un posterior debate en el que participaron Camila González de Millor Sense Canyeta (Mejor Sin Pajita) y La ecocosmopolita con la que había coincidido en la Trobada Pel Planeta.

En la charla se habló de la pajita, que puede resultar en cierto modo insignificante teniendo en cuenta los problemas de contaminación a los que se enfrenta el planeta pero, que sirve como perfecto símbolo de la sociedad de consumo en la que vivimos. Absurdo o no, los datos hablan por sí solos, en España se desechan 13.000.000 de pajitas al día. Es obvio que en nuestra vida hay objetos que no son imprescindibles para el día a día y que hacemos uso de ellos por simple placer, el problema es el tipo (o ritmo) de consumo que algunos productos implican. Lo ideal sería erradicar su uso, en muchos casos innecesario y en otros tantos adoptado por simple rutina, pero de no ser así existen alternativas, más allá de las pajitas de papel (tirar 13.000.000 de pajitas de papel tampoco mejora mucho más la situación) están las de vidrio, de metal o de bambú que son lavables y fáciles de llevar. Tal y como afirmaba Yve (La Ecocosmopolita), y coincidiendo con lo que se expuso en el Festival de Moda Sostenible, se trata de consumir con conciencia, de valorar cada producto, encariñarse de él y cuidarlo. Son los productos desechables los que producen la mayor contaminación medioambiental. Sólo en Cataluña se desechan 1.000.000.000 de bolsas de plástico al año. Tu ya usas una de tela, verdad?

Afortunadamente hay esperanza, en el 2021 entrarán en vigor leyes que prohibirán la venta de productos de plástico de un solo uso (pajitas, bolsas, platos, vasos, bastoncillos…), pero si te animas podemos ir adoptando nuevas costumbres desde ya, recuerda, la próxima vez que vayas a un bar ‘Sin pajita, por favor’.

Vive en armonía contigo mismo, con los demás, con el planeta.

TUBES:
Plastic Pollution: How Humans are Turning the World into Plastic

PELICULAS:
Los perros de la plaga [The Plague Dogs, Martin Rosen, 1982] (maltrato animal)
El principito [Le Petit Prince, Mark Osborne, 2015] (el mundo de los adultos)

MÚSICA:
Girlyman – Amaze Me
Dr. Octagon – Trees
Public Enemy – Don’t Give Up The Fight

LIBROS:
The Poverty of Capitalism by John Hilary
El Huerto En 1 m² de Mel Bartholomew

DOCUMENTALES:
Straws [Linda Booker,2017] (impacto de las pajitas)
Plastic Planet [Werner Boote, 2009]
Plastic China [Jiu-liang Wang, 2016]

LINKS/ONGs:
FreeFromHarm.org (veganismo)
Ecoavant (noticias sobre medioambiente)
Toxic Link (no más tóxicos)
The Last Plastic Straw (no más pajitas de plástico)

PEOPLE:
Boyan Slat (limpia los océanos)

Moda Sostenible

Este pasado Black Friday ha sido un gran día para mi, sin duda. Me acerqué al Disseny Hub Barcelona para echar un ojo a el Festival de Moda Sostenible (BCN Ethical Fashion Fest [BEFF]) organizado por Moda sostenible Barcelona y, no os voy a engañar, pero la primera impresión no fue buena. Todo respiraba un aire demasiado cool, fashion y trendy. En la presentación hablaron de que este evento era un aperitivo de REBarcelona que tendrá lugar en Marzo del 2019, un evento global de moda sostenible. Prometen darle mucho bombo, traer caras famosas del mundo de la moda y campañas de las grandes agencias de publicidad, y después nos ponen un video estilo Bershka. Música electrónica a todo volumen y gente joven (eso sí, de todos los colores) pero con el mismo estereotipo, ya sabéis, ningún modelo tiene más cintura que cadera. Nada de eso encaja con mis pantalones vaqueros desgastados y remendados.
Pero después dieron paso a la mesa redonda en la que participaban: Kavita Parmar de IOU Project; Carolina Blázquez de ECOALF; Elena Salcedo del Instituto Europeo di Design y Mar Rocabert de El País, como moderadora. Y me enamoré.
Hablaron de Durabilidad del producto, de buscar alternativas como la segunda mano o la reparación. De ser autocrítico con tu comportamiento consumista: ‘Estás intentando llenar un vacío a base de compras?’. De demandar información como consumidor, que las empresas nos cuenten con que materiales y en qué condiciones se confeccionan sus prendas. De concienciar al consumidor de que, ya sea de compra o de alquiler, debemos de ser responsables con los bienes que pasan por nuestras manos. De que el modelo de industria como lo conocemos hoy en día debería de desaparecer y dar paso a empresas más pequeñas, locales, cercanas, con un producto único y personal, del que uno se encariñe y cuide.


Son muchos los defensores de otro tipo de industria, os recomiendo que echéis un ojo al documental The True Cost, donde se ponen sobre la mesa los problemas de la actual industria: Las plantaciones de algodón, con el abuso de los vendedores de semillas transgénicas y el uso de pesticidas; La contaminación de las fabricas, y las enormes cantidades de químicos que acaban en los ríos; Las condiciones laborales, con escasas normativas de seguridad o trabajando por debajo del sueldo mínimo, etc..
Es curioso que tras el accidente laboral ocurrido en Triangle Waist Co en Estados Unidos en 1911 nos preocupemos de que se modifiquen leyes y lo conmemoramos creando el día de la mujer trabajadora, pero si ocurre en Bangladesh (como ocurrió en Plaza Rana en 2013, donde perdieron la vida más de 1100 personas) miremos para otro lado y sigamos con nuestras vidas. Son siempre países en desarrollo los que alojan estas industrias, son objetivos de las empresas debido a sus casi inexistentes condiciones laborales y escasas normas medioambientales. Sólo así pueden reducir más y más costes económicos y olvidarse del coste humano y medioambiental que pagamos todos. Tal y como decía Shima Akhter en el documental ‘Creo que estas prendas están producidas con nuestra sangre’ y desgraciadamente, en este caso, no es una metáfora.

Vive en armonia contigo mismo, con los demás y con el planeta.

TUBES [Eco]:
Detox: How People Power is Cleaning Up Fashion

PELICULAS:
Project Nim [James Marsh, 2011] (maltrato animal)
The Triangle Factory Fire Scandal [Mel Stuart, 1979] (beneficio sobre seguridad de los trabajadores)

MÚSICA:
Combichrist – We Are the Plague
Ms. Lauryn HillConsumerism
The Clash – Lost in the Supermarket

LIBROS:
Stitched Up: The Anti-Capitalist Book of Fashion by Tansy E. Hoskins

DOCUMENTALES:
At the River I Stand  [Appleby Graham Ross, 1993] (Martin Luther King and huelga de sanidad)
The True Cost (industria moda)

LINKS/ONGs:
ECOALF (moda justa, sostenible)
IOU Project (moda ética)
People Tree (moda justa, sostenible)
Redress (moda justa, sostenible)
Eco Age (consultora ecosostenibilidad)
War on Want.org (justicia global)

PEOPLE:
Mu Sochua (activista por los derechos en Camboya)

Marcha por el cambio climático

No hay como salir de tu zona de confort para darte cuenta de que las cosas se pueden hacer de forma diferente. Entiendo que existe esa comodidad en las rutinas que hemos asimilado, que para muchos la vida ya es suficientemente complicada con cubrir las demandas de trabajo, familia, amigos… pero deberías saber lo gratificante salir a la calle y encontrarte con gente con las mismas inquietudes que tu. Si todos saliésemos de nuestra zona de confort seríamos nosotros los que pondrían las normas que rigen nuestra sociedad, nuestro trabajo, nuestro trato al planeta…

Hacía mucho tiempo que no iba a una manifestación, desde el 8 de Marzo, y estoy encantado de haber vuelto a las calles este pasado 10 de Noviembre. Verme rodeado de ‘esos locos’ que piensan como yo. Debemos tomar las riendas en lo que a contaminación y ecología se refiere… o no habrá planeta para las futuras generaciones. Mientras caminábamos, no tenía más que mirar a mi alrededor para ver que cada vez somos más voces.

La organización de la marcha ya anunciaba antes del evento que serían decenas de asociaciones las que asistirían, yo entre ellas vi:
– Asociaciones animalistas (Pacma, WWF,…) y veganas que, aparte de luchar por los derechos de los animales y el riesgo que supone el aumento de temperatura para ellos, ponen de manifiesto lo que contamina la industria cárnica. Os animo a que veáis los documentales Cowspiracy y From Farm to Fridge.
– Asociaciones a favor de otro tipo de producción energética como XSE, que abogan por una producción más limpia y democrática.
– Asociaciones que rechazan los medios de transporte tradicionales, como coches que contaminan el aire de nuestras ciudades o los grandes contaminantes como transatlánticos y cruceros.
– Asociaciones anticapitalistas y otras que abogan por una desaceleración del sistema productivo.
– Asociaciones por un consumo de proximidad, lo que evitaría toda la contaminación que conlleva el transporte de mercancías de larga distancia.
– Y por supuesto, también vi por allí a Ecologistas en acción y a Greenpeace, entre otros tantos.

Había montones de asociaciones más y cientos de vecinos que luchan por un mundo mejor, cada uno aportando su grano de arena y todos juntos luchando por la misma causa. Queda mucho por hacer, y no nos sobra el tiempo, pero paso a paso el cambio se va materializando… te veré en la próxima mani?

Gracias una vez más a Moviment Per la Justícia climàtica! <3

Vive en armonía contigo mismo, con los demás, con el planeta.

TUBES [Eco]:
Fight Climate Change, Eat Less Meat

PELICULAS:
Okja [Joon-ho Bong, 2017] (hombre vs naturaleza)
Una Acción Civil [A Civil Action, Steven Zaillian, 1998] (demanda a empresas contaminantes)

MÚSICA:
Imogen Heap – Earth
Patti SmithPeople Have The Power
Ziggy Marley – Dragonfly

LIBROS:
La casa autosuficiente de Brenda y Robert Vale
Quién domina el mundo? Noam Chomsky

DOCUMENTALES:
The Island President [Jon Shenk, 2011] (maldivas vs cambio climático)
Tierra, la película de nuestro planeta [Earth, Alastair Fothergill, Mark Linfield, 2007] (ecologia)

LINKS/ONGs:
Pacma
MercyForAnimals.org
ecoserveis

PEOPLE:
Annie Novak (impulsora huerto urbano)

Contaminación y Efecto Invernadero

Photo by Trae Gould on Unsplash

Los próximos 13 y 14 de Noviembre en Barcelona se producirá un encuentro del C40 para solucionar el problema de contaminación de las grandes ciudades de Europa. Es por ello que el Sábado 10 de Noviembre se celebra una marcha por el cambio climático al que se unirán diferentes colectivos.

La contaminación que padecen las grandes ciudades no sólo favorece el calentamiento global, sino que además repercute en nuestra salud, se podrían evitar 659 muertes al año en Barcelona si se cumplieran las recomendaciones de la OMS, y no se agravarían determinadas enfermedades cardio-respiratorias. Me da un poco de repelús usar como fuente un artículo de Naturgy (Gas Natural Fenosa) porque pienso que es una de las empresas que jamás se ha preocupado por el medioambiente o por nuestra salud, que ha optado por la producción de energía tradicional en lugar de las renovables, que tiene en sus cúpulas a consejeros (ex gobernantes) que han favorecido este tipo de políticas y que además (en este articulo en concreto) intenta vendernos su combustible como si se tratase de la panacea (olvidándose del fracking que utilizan para extraer su combustible o del efecto invernadero que producen los escapes de metano, 23 veces peor que el CO2). Pero a lo que voy es a lo siguiente, tal y como reza el artículo “Cuatro de cada cinco españoles respiraron en el 2017 un aire con un nivel de ozono superior al recomendado por la OMS” y padecemos unas 30.000 muertes prematuras al año debido a la contaminación atmosférica (podéis ver más datos de interés siguiendo el link). Después nos quejamos si en nuestras ciudades amplían las zonas de parques o peatonales, si añaden nuevos carriles bici o si restringen el uso de vehículos privados.

Posiblemente estés pensando a mi no me va a tocar, o yo no viviré las consecuencias del calentamiento global, pero eso es lo que pensamos todos, es un conocido en mecanismo de defensa de nuestro cerebro (la negación) estudiado en psicología (como el fumador que niega los efectos nocivos del tabaco). Así que te animo una vez más a que formes parte del cambio, que luches por dejar un mundo mejor a nuestros pequeños y que vayas a la marcha que hay en tu ciudad.

Respétate a ti mismo
Respeta a los demás
Respeta al planeta

TUBES [Eco]:
The Problem With Palm Oil | Fight for the Forests | TakePart

PELICULAS:
El síndrome de China [The China Syndrome, James Bridges, 1979] (nucleares)
Profecía maldita [Prophecy, John Frankenheimer, 1979] (factoria vs indigenas)

MÚSICA:
DramaramaWhat Are We Gonna Do
EpicaThis is the Time
JJ Cale – Death in the wilderness

DOCUMENTALES:
Into Eternity: A Film for the Future [Michael Madsen, 2010] (residuos nucleares)
Six Degrees: Our Future on a Hotter Planet (Ron Bowman, 2008] (calentamiento global)

LINKS/ONGs:
Ecovillage Ithaca
JusticiaClimatica.com
generation kWh

PEOPLE:
Sylvia Earle (bióloga marina)

STREET ART:
Passeig de Circumval·lació, Ciutadella, Barcelona 30/09/16