Autocontrol, Gestión de emociones infantiles.

Después de la entrada sobre Inteligencia Emocional (pensando en los más pequeños, pero dirigida a grandes y pequeños) seguimos nuestro camino y nos topamos con las rabietas, e incluso ellas tienen un porque, tenemos que tener en cuenta que cualquier emoción es válida, así que no vamos a aprender reprimirlas, si no gestionarlas, a educar sin ira, con exigencia y calidez, ya que un niño necesita límites, que en el fondo acaban ubicándolo. Teniendo en cuenta que somos un modelo de comportamiento, y que las emociones se contagian tendremos especial cuidado con nuestra agresividad.

Así que intentemos seguir los pequeños trucos que nos facilitó Paqui Ojados en la charla que organizó el AFA de EBM Diagonal Mar.

Primer paso, identificar situaciones de tensión.
Normalmente provocadas por la desobediencia del pequeño, por nuestras prisas (ya sea por horarios de colegios o del trabajo) o por ruido (gritos, llantos…)

Tu interpretación de una situación determina tus emociones.
Es bueno identificar las emociones ya desde pequeños. Miedo, Sorpresa, Tristeza, Ira, Asco y Alegría (he aquí las 6 básicas).
Una situación concreta nos lleva a pensar de determinada manera, a sentirnos de determinada manera y a actuar en consecuencia, pero es nuestra particular visión de esa situación la que provoca un tipo de actuación en concreto.
Tendríamos que ser capaces de vernos desde fuera, a analizar con un poco de frialdad, a ver esa forma de actuar en un amigo, (si esto nos resulta más fácil) y ver como reaccionaríamos para solucionar el conflicto. No es fácil modificar nuestro comportamiento, no es algo que se consiga de un día para otro, y menos en el momento del calentón, pero modificando nuestras rutinas poco a poco y con alguna ayuda que pueden aportar el yoga, el deporte, la meditación o, incluso, un abrazo, todo se puede ir moldeando.

Tu puedes decidir qué es lo que te enfada.
Como decía, son interpretaciones personales de situaciones que nos atañen. Así que… toca respirar hondo.
Tendremos que reconocer cuando empezamos a ponernos nerviosos. Ya sea por las señales físicas o por reacciones fisiológicas (respiramos aceleradamente, tensamos músculos, alzamos la voz…) Y aprenderemos a pararlo, dejando lo que estamos haciendo y haciendo otra cosa, hablándonos a nosotros mismos, respirando profundamente, relajando músculos…

Y si lo anterior no funciona?
Cada persona es un mundo, he escrito unas cuantas acciones que se pueden llevar a cabo pero hay muchas más, no desesperemos y sigamos probando nuevas técnicas. Las cosas no cambian de la noche a la mañana, seamos realistas, relativicemos, y , sobretodo, aprendamos de los errores. A la hora de cambiar rutinas verbalizarlo facilita su realización, el pensamiento lidera la conducta.

Como veis, una vez más, casi todo lo que se cuenta está enfocado a los adultos, porque al fin y al cabo, los pequeños copian nuestros comportamientos y somos nosotros los que en situaciones conflictivas debemos saber cómo actuar, desde la serenidad.


En cuanto a corregir a los pequeños, deberíamos intentar que a lo largo del día haya más halagos que críticas (refuerzo positivo, ganar puntos o pegatinas por conductas pactadas), cultivando así su autoestima. Estas son otras estrategias de modificación de conducta:
– Extinción (Ignorar la conducta inadecuada, no al niño/a)
– Coste de respuesta (pérdida de puntos) y tiempo fuera
– Entrenamiento en obediencia
– Tiempo especial

Mi consejo personal… PACIENCIA, y no, prisas y paciencia no son compatibles. Perdí el control y la paciencia en un par de ocasiones memorables, y terminé alzando la voz a mi hija con ‘SI LO HACES’ y mi hija gritando el correspondiente ‘NO QUIERO’ durante un par de horas. Tal y como aconsejaba Sara, la educadora de mi hija, ante la situación de rabieta lo mejor es retroceder, dejarles espacio y que se relajen.
Elena la mamá de Mateo, ante otra situación ‘crítica’ me recordó la técnica del despiste, no nos ceguemos, son niños pequeños y podemos sacarlos de su estado proponiendo cualquier juego o enfocando su atención en otra cosa.
Un par de educadoras de otro centro, comentaban en la charla, que ellas ante una pelea de niños les explicaban que las cosas se decían hablando y no pegando, y les ofrecían un abrazo que los pequeños normalmente solían aceptar.

Como comentaba, siempre hay algún ‘truco’ que funciona con nuestros peques, nos toca armarnos de paciencia y energía para ir probando distintas técnicas y luego ponerlas en práctica hasta convertirlas en nuevas dinámicas.

LIBROS:
Recetas para educar de Carolyn Meeks, 2005. Ed. Medici.
Cómo Hablar Para Que Sus Hijos Le Escuchen Y Cómo Escuchar Para Que Sus Hijos Le Hablen de Adele Faber Y Elaine Mazlish, 2014.
Pensar Bien Sentirse Bien de Paul Stallard
El imaginario de los sentimientos de Félix por Didier Levy

LINKS/ONGs:
https://edukame.com/

DOCUMENTALES:
 The baby human: To feel [Eileen Thalenberg, Ellis Vision, 2004]

Amores plurales y relaciones no-monógamas

Photo by Tatiana Vavrikova https://www.pexels.com/u/tatiana-vavrikova-88448/

Después del tirón de orejas del mes pasado toca hablar de AMOR, en mayúsculas, si no no sería un hippie ecologista y revolucionario como dios manda. Uno de los términos que se utiliza hoy en día es amores plurales (o poliamor) entre otros, e intentaré abarcar todo lo que no es nuestra tradicional monogamia, o como en ocasiones se denomina, relaciones heterosexuales patriarcales. Esto no lo escribo por inspiración divina, me he preocupado de investigar por las redes y asistir a unas cuantas charlas, en esta ocasión ‘patrocinadas’ por Amor Violeta [FB] y Amors Plurals [FB].

Que tiene de malo la monogamia?
Y ahora es cuando la lio, si aparte de una posible carga machista en algunos casos, en principio, no tiene nada malo, ahora bien, yo no me quedo a gusto si no soy autocrítico con todo lo que hago, teniendo en cuenta que el ser humano tiene (tenemos) prácticas muy dañinas (con nosotros mismo o con el planeta) y que nadie pone en tela de juicio.
Pero centrémonos precisamente en los casos en los que la monogamia se tuerce…
Mitos de la monogamia:
En busca de la media naranja, busco a alguien que me complete… pues igual podías centrarte en ser una persona completa por ti misma, una naranja entera y te juntas con un limón entero y disfrutáis la una de la otra en lugar de crear dependencias. En la versión poli puedes disfrutar además de tu relación con un pomelo, una pera y tres melocotones.
El amor es eterno, es más duradero que el enamoriamiento inicial en una relación eso sí, pero no, no tiene porque ser eterno.
El amor omnipotente, pues no, va a ser que el amor no todo lo puede.
El sacrificio de la mujer en aras de la familia, si ambas partes están de acuerdo en llevar los distintos roles perfecto, para todo lo demás véase: machismo en el S. XXI.
Como curiosidad, el origen del matrimonio viene precisamente de este ‘acuerdo’, allá por la antigua Roma, en el que un ciudadano de clase alta aseguraba así su descendencia y la continuidad de su patrimonio a cambio del cuidado de su mujer.
Los celossi no está celoso es porque no te quiere… vayapordios.

Ahora bien, tomando estos ingredientes y añadiendo algún otro podemos obtener nuevos cocteles como: Violencia de género, infidelidades, divorcios, ‘me quedo aquí en el trabajo un par de horas más que no tengo ganas de ver a la parienta‘, ‘demósle una oportunidad más a nuestro matrimonio y tengamos hijos‘, la mujer como propiedad, etc…

Otro dato curioso antes de seguir:
De las estructuras sociales estudiadas por todo el planeta sólo el 16% son monógamas. (Sorpresa!)

Hay mundo más allá de la monogamia?
Claro que sí, haremos ahora mismo una pequeña ruta guiada de las distintas alternativas. Has oído hablar de …
Amor libre (monogamia feminista?), nació a finales del S XVIII, y lejos de la creencia popular de que el sexo tiene gran peso en estas relaciones, lo que primaba era desafiar la institución del matrimonio, las leyes que lo regulaban y dotar de los mismos derechos al hombre y a la mujer.
Relaciones abiertas
. Cariño, te quiero con locura, y si en alguna ocasión te apetece tener una relación esporádica con otra persona no voy a dejar de quererte por ello. Imagino que alguno de vosotros en esta situación visualiza a una mujer hablando con su marido, pero no, yo soy el que escribe, así que en esta ocasión en concreto es un hombre hablando con su mujer. He dicho.
Swingers o intercambio de pareja. Relaciones sexuales con una tercera persona o en grupo mientras tu pareja está presente. Admirable, desde mi punto de vista, la superación de los miedos a ser juzgado en los primeros contactos y el gran peso del NO es NO en estos círculos. Hay un respeto especial a la figura de la mujer.
Poliamor o amor plural, relaciones afectivas y/o intimas con más de una persona. Dos tipos principalmente:
Poliamor jerárquico en la que hay una relación primaria y una o varias relaciones sexoafectivas secundarias, en diferentes niveles y entre las que incluso se incluyen en distinto nivel las relaciones de amistad.
Anarquía relacional no hay una relación principal y el sexo, el amor o grado de compromiso no determinan la importancia o carga emocional que se da a cada relación.

Sí, tal vez formes partes del entorno poliamoroso de un amigo y no lo sepas! (asustado? ^^)

Cuál es la fórmula para que estás relaciones funcionen?
Tal y como reafirmaba Xavy [FB](que junto a Afrodita [FB]fueron ponentes en la 3ªjornadas de amores plurales), la comunicación es el gran pilar de las relaciones no-monogámicas. Él, en su caso, lamentaba que con la pareja (entonces monogámica) con la que estuvo durante 7 años y de la que estaba totalmente enamorado no disponía del poder comunicativo del que dispone ahora en cualquiera de sus relaciones afectivas.
Exige cierto grado de confianza y superar los celos, ya que tu pareja tendrá encuentros con otras personas.
Lo practica gente valiente, me explico, padecen críticas, rechazo e incluso insultos de esta, nuestra querida, sociedad y siguen luchando por hacer lo que les hace felices sin hacer daño a nadie.
Se actúa desde el amor, no desde el miedo.

Autoconocimiento, honestidad, coherencia y libertad, son cualidades que se descubren en uno mismo y durante las distintas relaciones según crecemos en ellas. Y es, además, un movimiento feminista.

Evidentemente no todo son unicornios y arcos iris, en el mundo del poliamor también hay malos días, malos rollos y malas experiencias, pero si sientes que la monogamia es como ponerte una soga al cuello… por qué no probar?

PELÍCULAS:
¿Pourquoi Pas Moi? [Stéphane Giusti, 1999] (homosexualidad y más)
Shortbus [John Cameron Mitchell, 2006] (relaciones sexoafectivas)
The Freebie [Katie Aselton, 2010] (relaciones abiertas)

MÚSICA:
Attaque 77Beatle
FangoriaGeometría Polisentimental
Frank Delgado – Utopía
He Cries DiamondsFriends And Lovers
Leftöver Crack – ¡Poliamor Fiesta Crack!
Torta golosa – Poliamor
Peaches – I U She
Stereo Total – Amo amor a tres

LIBROS:
Feminismo para principiantes de Nuria Varela
Hombres por la igualdad de Nuria Coronado
Más peligroso es no amar por Lucía Etxebarria
More than two por Eve Rickert
Opening Up: A Guide to Creating and Sustaining Open Relationships por Tristan Taormino
Own, apologize, repair: coming back to integrity de Nora Samaran
The Moan Club de Karen Moan

TV:
Polyamory: Married & Dating [Natalia Garcia, 2012] (reality show, poliamor) 

DOCUMENTALES:
Women in Love [Karen Everett , 2007] (homosexualidad y poliamor)

LINKS/ONGs:
golfxsconprincipios.com (poliamor)
Amors Plurals (poliamor)
poliamormadrid.org
morethantwo.com/
(poliamor)

Update 2017 Abr (Prevención de relaciones abusivas)

missin' shoe

A principios de mes el AFA de EBM Diagonal Mar organizó una charla de Vicki Bernadet de la Fundación Vicki Bernadet. Intentaré exponer aquí las ideas extraídas de ese encuentro pero espero opiniones, consejos o correcciones si lo creéis oportuno.

– Las estadísticas/hechos:
Padece abuso sexual antes de los 17 años el 23% de las niñas y el 15% de los niños, más o menos uno de cada cinco niños, de estos, el 90% no habla del abuso durante la infancia, se siente más seguros si calla que si lo cuenta, ya que tienen miedo de lo que pueda suceder, debido a la vulnerabilidad durante la infancia en la que se depende de los padres y el entorno. El 80-85% de los casos de abusos suceden en el entorno conocido o familiar. En cierto modo ignoramos este dato, nuestro cerebro lo lee en clave externa, como modo de autodefensa, para remediar esto tampoco es cuestión de desconfiar de todo el mundo ni emparanoiarnos.

No hay distintos grados de abuso, hay tantos tipos de víctimas como de personas y como le afecta un acto de abuso a cada uno es algo personal y que debemos respetar totalmente. No se puede minimizar ningún caso de abuso. Hay abusos de una persona hacia otra (ya no es solo adulto-menor, puede ser menor-menor) puede ser físico o no físico. Se dice que hay abuso si hay: asimetría (hasta 12 años con 5 años diferencia o hasta 13 años con 10 años de diferencia) o coerción (ya sea por medio de manipulación, engaño o amenaza).

Debemos tener en cuenta que es natural que los niños sean curiosos con sus cuerpos y jueguen/descubran sus diferencias fisiológicas, sin embargo si un niño es proactivo y otro no está cómodo o intenta detener determinada situación habría que actuar, decirle al proactivo que no es no y que hay que respetar las decisiones de los demás. Al chico ‘asustado’ habría que empoderarle , decirle que lo ha hecho bien y que hace bien en hablar.

Ante abusos de confianza, en el entorno familiar por ejemplo, es más difícil decir no. El niño no quiere defraudar. Otro motivo por el que los niños tampoco dicen no es porque no les enseñamos, ponemos en peligro sus derechos. Los derechos de los niños, otorgados en el 89 tras el trabajo de 40 años, facilitaron que estos dejasen de ser propiedad de padres o tutores pasasen a ser propiedad de los niños. Los derechos no se piden, se reclaman. Los menores tienen derecho a su propio cuerpo, su intimidad y cómo se relacionan con los demás. Si una niña te dice que le da vergüenza algo no se puede comparar con nosotros. Todos conocemos (y a veces ponemos en práctica) esa situación en la que insistimos para que nuestro pequeño de un beso a sus abuelos o a un vecino, o en la que cambiamos la ropa a nuestro niño delante de otras personas (piscina o tienda de ropa) porque tenemos prisa. No debemos forzar a nuestro pequeños ni quitarle importancia a la situación porque es una ‘técnica’ que el depredador también puede utilizar.

La mayoría de los abusos empieza con un beso, podemos educar a nuestros hijos para que decidan ellos a quien y a quien no quieren besar o cuando es un buen momento para hacerlo y respetarlo.

– Como detectarlo.
Si nuestro hijo tiene una conducta distinta y repentina. No podemos caer en el ya se le pasará, preguntarles si pasa algo, siempre! Es algo que la victima recuerda pasen los años que pasen, si nos preocupamos o no por ellos. También nos ayudará el acotar en el tiempo ese cambio de conducta, a lo mejor viene raro ciertos días de la semana, después de averiguar qué día se puede mirar a qué hora, qué actividades hacen esos momentos, etc… Desconfía si hace una actividad que le gusta mucho y de repente ya no quiere ir o pierde interés. Siempre debemos preguntar.

Los niños no se inventan los abusos porque no le sacan provecho. Si se inventan algo es porque sacarán algún beneficio de ello. Tampoco podemos quitarles los secretos, tenemos que enseñar la diferencia entre lo que es y lo que no es un secreto. los secretos caducan llega un momento en el que ya se pueden contar (la fiesta de cumpleaños de la madre, el regalo para un amigo…), emocionan, son ‘divertidos’. Inculcar miedo no funciona.

– Prevención.
Los niños en situación abusiva se dan en momentos de vulnerabilidad o dependencia. Dejar que se duchen solos con nuestra supervisión final (podemos evitar momentos de riesgo con la escusa de mirar si se han lavado bien las orejas, p ej.) y concederles momentos de comunicación libre en los que nos pueden contar lo que quieran y no minimizaremos sus problemas, ni frivolizaremos, ayudará a que criemos niños con carácter y auto-confianza. Hay que tener en cuenta que los niños hablan antes con amigos que con los padres. Para hablar con ellos sobre prevención hay que ver cuando ellos tienen un buen momento, que estén atentos, hablar de algo que les guste y derivar al tema de conversación que nos interesa. No elegimos nosotros el  momento y le damos la chapa. No adoctrinados. No servirá asustarlos ni amenazarlos. Todos cometemos errores, nos ponemos a su altura apoyándole y desde nuestra sabiduría le aconsejaremos con lo vivido.

Debemos informarnos y formarnos, facilitan la comunicación con los peques. No dudéis en consultar nuestra biblioteca, y si conocéis material que trate sobre el tema comentadlo.
Gracias a tod@s!

Libros:
Ni un besito a la fuerza, Marion Mebes
Cortinas de aire, libro.

ONGs:
Fundación Vicki Bernadet

Update 2017 Ene (Inteligencia Emocional para los más pequeños)

Inteligencia Emocional para bebes (VCM)

La semana pasada asistí a una charla que impartieron en la guardería de mi hija sobre inteligencia emocional. Siempre he tenido curiosidad por intentar descifrar como funciona nuestra mente, más ahora que tenemos una niña de poco menos de 2 años, más que nada por aquello de intentar echarle una mano en su crecimiento. Espero no equivocarme al exponer aquí la recopilación de lo que he escuchado estos meses, de cualquier modo, cualquier corrección, sugerencia o crítica es bienvenida. A nada que le pongas un poco atención cuando te cruzas con algún docente de nueva generación puedes aprender hacía donde tiende la investigación en este campo, después te toca decidir que puedes aplicar con tu pequeño y que no. Recomiendan que en lugar de los clásicos ‘dile “gracias”, al señor’, ‘dale un abrazo a la nena’, ‘dile “adiós” a los abuelos’ mejor des ejemplo haciéndolo tú para que copie costumbres. Que no optes por la salida fácil cuando tiene una rabieta, nada de tablets o teléfonos para que se le pase el enfado, es importante que aprendan a lidiar con su frustración. Sara y Alba, las educadoras de nuestra pequeña, intentaban, a la hora de corregir su comportamiento, evitar estar siempre diciéndoles ‘No’, ‘No toques’, ‘No subas ahí’, etc… si usamos continuamente el ‘No’ nos la jugamos a que en algún momento deje de tener significado para ellos, sugerían darles alternativas, no dar un premio o sugerir algo mejor de lo que están haciendo, simplemente otra cosa para que su mente salga del bucle en el que se meten, si p. ej. quieren salir a la calle y en ese momento se lo negamos puede que se queden bloqueados al no ver más posibilidades y es ahí donde podemos tender la mano con una sugerencia. Fue también en una charla entre profesoras y padres/madres donde comentaron que los niños no están aprendiendo a gestionar sus emociones, están aprendiendo a identificarlas, es en esta edad cuando sienten cosas nuevas por primera vez y tienen que aprender a lidiar con ello, no sólo eso, sino que además están con otros 12 niños más que también están aprendiendo a vivir estas nuevas sensaciones y emociones. Todo un panorama.

En la charla de inteligencia emocional que impartió Carol Pinilla del Centro de Mediación de Barcelona, nos recordó que lo mejor que podemos hacer para intentar encauzar el crecimiento emocional de nuestros pequeños es dar ejemplo. Dejar de usar prohibiciones en la línea de ‘No llores’ o ‘Acaba pronto que nos tenemos que ir al cole’ para tomarnos nuestro tiempo, ponernos a la altura del peque y explicarles porque se siente como se sienten o porque pueden o no pueden hacer las cosas. Debemos tener en cuenta la diferencia entre emoción (que es más visceral y momentáneo) y sentimiento (que suele ser un estado más prolongado) y hacer uso de la comunicación no violenta [existe un libro sobre el tema, de Marshall Rosenberg]. Existen 4 pasos a la hora de lidiar con una situación conflictiva: 1- Veo, 2- Siento, 3- Necesito y 4- Petición. Y, lo creas o no, el listado de sentimientos y necesidades no es tan extenso, casi todos son comunes a todas las personas, eso sí, a cada uno nos afectan de distinta manera o le damos mayor o menor importancia. Te invito a que busques en internet algún listado sobre “sentimientos y necesidades” y verás que es mucho más sencillo de lo que parece. Hay que tener en cuenta que todas las necesidades son legítimas pero no siempre son legítimas las acciones que se toman para cubrir esas necesidades. Debemos evitar falsos sentimientos como ‘me siento abandonado’, que cargan el peso en tu pareja, y reflexionar sobre esa sensación de soledad que puede venir de la tristeza, el miedo o la preocupación. A la hora de resolver un conflicto y utilizando la petición como medio para conseguirlo, esta suele llevar como respuesta una negación pero no es una derrota, la otra persona es consciente de nuestra situación, tal vez no pueda darte el abrazo que le pides pero puede regalarte unas flores o hacerte la cena. Se trata, al fin y al cabo, de negociar y pactar, de llegar a un acuerdo equilibrado en el que no se menosprecie la necesidad del otro.

Los sentimientos y emociones rigen nuestra vida, nuestro día a día y hasta hace muy poco nadie se había preocupado de intentar descifrar su ‘funcionamiento’, aprovechemos las herramientas que se nos brindan hoy en día para hacer el camino más llevadero.

centromediacionbarcelona.com
El monstruo de colores, Ana Llenas (libro)

Foto por Estitxu Julián Fandiño (keepyourmoments)