La polarización como capital político

Decía Theodor Adorno, filósofo de la Escuela de Franckfurt, que desde el poder se invisten una serie de discursos espurios que nos impiden acceder a la realidad y eso es precisamente la sensación que prima en estos tiempos de fakenews en los que saber qué es exactamente lo que sucede, la raíz de los problemas, la complejidad de lo social, de la política, de la economía sigue siendo privilegio de muy pocos.

El Brexit, el ascenso al poder de Trump, Bolsonaro o Salvini se puede explicar a partir del papel que ha tenido la información falsa en estos días aciagos. La mentira ha sido fundamental para afectar en el pensamiento de amplios sectores de población a partir de campañas perversas, perfectamente orquestadas, y de eso, precisamente, hablan tres interesantes productos audiovisuales, que pueden verse, actualmente, en diferentes plataformas digitales:

1. – La primera es una miniserie de siete capítulos, de Movistar, que lleva por título La voz más alta. Russell Crowe encarna a Roger Ailes, una de las figuras más relevantes y poderosas de la política estadounidense, fundamental en los gobiernos de Nixon, Reagan y Bush. En 1996 Rupert Murdorch lo puso a cargo de Fox News donde este magnate ideo las primeras grandes fakenews de este siglo para manipular a la sociedad estadounidense. “La gente no quiere ser informada, quiere sentirse informada”, afirma el personaje de Ailes, un hombre de marcado carácter machista, racista y ultraconservador, que acabó siendo denunciado por acoso sexual por varias mujeres. Una de ellas fue Gretchen Carlson, una de las presentadoras más famosas del canal, a quien da vida Naomi Watts.

El origen de esta miniserie se encuentra en una investigación realizada por Gabriel Sherman, que recogió los testimonios de más de 600 personas relacionadas con Ailes y que plasmó en su libro The Loudest Voice in the Room, publicado en 2014. Tanto la serie como el libro están rigurosamente documentados y atienden a la voluntad de Sherman por descubrir la verdad de lo que fue Fox News durante una década y cómo la sed de poder de Ailes lo llevó a manipular a la audiencia, posibilitando así que sus aliados, entre ellos Trump, consiguieran llegar al gobierno.

2. – El segundo es un documental de Netflix, El gran hackeo, que habla de cómo la empresa Cambridge Analytica usó datos personales de los usuarios de Facebook para afectar en el voto de los indecisos y cambiar el rumbo de la elecciones estadounidenses de 2016 que acabaron, contra todo pronóstico, llevando a Trump al poder. Cambridge Analytica, fundada por Steve Bannon, responsable de la campaña política de Trump por aquel entonces, también está detrás del Brexit.

El documental nos advierte que nuestra huella digital no se esfuma, que cada vez que bajamos una aplicación, que usamos Facebook o Google dejamos una cantidad de datos personales que son rastreados, analizados y pueden ser utilizados con fines fraudulentos. Cambridge Analytica logró recopilar 5.000 fuentes de datos de cada votante, cosa que les ayudó a predecir cual sería el comportamiento y el voto de este sector poblacional. A partir de aquí, solo hizo falta difundir cientos de fakenews personalizadas que afectaron en todos esos votantes indecisos tal y como habían planeado. Los insatisfechos con el sistema, todos aquellos que se habían sentido abandonados durante décadas, la whitetrash, “los nadie” acabaron votando, paradójicamente, por políticos que representan a grandes fortunas y que dirigen estas fabulosas e interesadas máquinas de propaganda.

Aunque en menor profundidad, el documental también aborda como Facebook sirvió de plataforma para incitar a la violencia y generar odio en Myanmar, Sri Lanka o Nigeria.

3. – La tercera es una película de HBO, Brexit: the uncivil war, dirigida por Toby Haynes, que sigue a Dominic Cummings, a quien da vida Benedict Cumberbatch, y cuya estragia en Internet fue definitiva para que más de la mitad del pueblo británico votase a favor de abandonar la UE. En el tráiler de la película se puede observar como el personaje de Cummings afirma “Todo el mundo sabe quién ganó, pero no todos saben cómo” y eso, precisamente, es lo que trata de aclarar el largometraje.

¿Quién es en realidad Dominic Cummings? A pesar de que este hombre de 47 años llevaba tiempo metido en política, se hizo popular gracias a la campaña ‘Vote leave’, que animaba a los británicos a votar sí al Brexit. Con una mente privilegiada, Cummings diseñó una campaña que revolucionó el márqueting político y que se centró básicamente en Internet. El discurso fue tan duro que polarizó absolutamente a la población y en ese ambiente de tensión un fanático de extrema derecha acabó asesinando a la diputada laborista Jo Cox.

Una campaña sucia, sin ética ni moral que despertó los sentimientos más tóxicos de la sociedad y que dejó patente que ya no vivimos en la era de los carteles, los mítines, los globos, las banderolas y las chapas de los partidos sino que vivimos en la guerra de los datos personales.

Por Natalia Pellejero

PELICULAS:
Brexit: the uncivil war [Toby Haynes, 2019]

LIBROS:
The Loudest Voice in the Room by Gabriel Sherman (fakenews)

TV/SERIES:
La voz más alta [The Loudest Voice, CarthyMetcalf, 2019] (fakenews)

DOCUMENTALES:
El gran hackeo [The Great Hack, AmerNoujaim, 2019](huella digital)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *