Moda Sostenible

Este pasado Black Friday ha sido un gran día para mi, sin duda. Me acerqué al Disseny Hub Barcelona para echar un ojo a el Festival de Moda Sostenible (BCN Ethical Fashion Fest [BEFF]) organizado por Moda sostenible Barcelona y, no os voy a engañar, pero la primera impresión no fue buena. Todo respiraba un aire demasiado cool, fashion y trendy. En la presentación hablaron de que este evento era un aperitivo de REBarcelona que tendrá lugar en Marzo del 2019, un evento global de moda sostenible. Prometen darle mucho bombo, traer caras famosas del mundo de la moda y campañas de las grandes agencias de publicidad, y después nos ponen un video estilo Bershka. Música electrónica a todo volumen y gente joven (eso sí, de todos los colores) pero con el mismo estereotipo, ya sabéis, ningún modelo tiene más cintura que cadera. Nada de eso encaja con mis pantalones vaqueros desgastados y remendados.
Pero después dieron paso a la mesa redonda en la que participaban: Kavita Parmar de IOU Project; Carolina Blázquez de ECOALF; Elena Salcedo del Instituto Europeo di Design y Mar Rocabert de El País, como moderadora. Y me enamoré.
Hablaron de Durabilidad del producto, de buscar alternativas como la segunda mano o la reparación. De ser autocrítico con tu comportamiento consumista: ‘Estás intentando llenar un vacío a base de compras?’. De demandar información como consumidor, que las empresas nos cuenten con que materiales y en qué condiciones se confeccionan sus prendas. De concienciar al consumidor de que, ya sea de compra o de alquiler, debemos de ser responsables con los bienes que pasan por nuestras manos. De que el modelo de industria como lo conocemos hoy en día debería de desaparecer y dar paso a empresas más pequeñas, locales, cercanas, con un producto único y personal, del que uno se encariñe y cuide.


Son muchos los defensores de otro tipo de industria, os recomiendo que echéis un ojo al documental The True Cost, donde se ponen sobre la mesa los problemas de la actual industria: Las plantaciones de algodón, con el abuso de los vendedores de semillas transgénicas y el uso de pesticidas; La contaminación de las fabricas, y las enormes cantidades de químicos que acaban en los ríos; Las condiciones laborales, con escasas normativas de seguridad o trabajando por debajo del sueldo mínimo, etc..
Es curioso que tras el accidente laboral ocurrido en Triangle Waist Co en Estados Unidos en 1911 nos preocupemos de que se modifiquen leyes y lo conmemoramos creando el día de la mujer trabajadora, pero si ocurre en Bangladesh (como ocurrió en Plaza Rana en 2013, donde perdieron la vida más de 1100 personas) miremos para otro lado y sigamos con nuestras vidas. Son siempre países en desarrollo los que alojan estas industrias, son objetivos de las empresas debido a sus casi inexistentes condiciones laborales y escasas normas medioambientales. Sólo así pueden reducir más y más costes económicos y olvidarse del coste humano y medioambiental que pagamos todos. Tal y como decía Shima Akhter en el documental ‘Creo que estas prendas están producidas con nuestra sangre’ y desgraciadamente, en este caso, no es una metáfora.

Vive en armonia contigo mismo, con los demás y con el planeta.

TUBES [Eco]:
Detox: How People Power is Cleaning Up Fashion

PELICULAS:
Project Nim [James Marsh, 2011] (maltrato animal)
The Triangle Factory Fire Scandal [Mel Stuart, 1979] (beneficio sobre seguridad de los trabajadores)

MÚSICA:
Combichrist – We Are the Plague
Ms. Lauryn HillConsumerism
The Clash – Lost in the Supermarket

LIBROS:
Stitched Up: The Anti-Capitalist Book of Fashion by Tansy E. Hoskins

DOCUMENTALES:
At the River I Stand  [Appleby Graham Ross, 1993] (Martin Luther King and huelga de sanidad)
The True Cost (industria moda)

LINKS/ONGs:
ECOALF (moda justa, sostenible)
IOU Project (moda ética)
People Tree (moda justa, sostenible)
Redress (moda justa, sostenible)
Eco Age (consultora ecosostenibilidad)
War on Want.org (justicia global)

PEOPLE:
Mu Sochua (activista por los derechos en Camboya)

El estatus moral de los animales

Todo un acierto invitar a la catedrática alemana Ursula Wolf como ponente de la conferencia que organizó la Universidad de Barcelona, expuso una visión de lo más objetiva sobre un tema tan subjetivo como es la moral. Y explicaré aquí un par de ideas que saqué de dicha charla.

Hace tan solo un par de décadas no se reconocían los animales como seres con sentimientos y emociones, esto cambió con la incorporación de tratados como el Protocolo de Protección Animal de la UE, en el que se los reconoce a los animales como seres sensibles, aunque, lamentablemente a día de hoy, tiene poca repercusión en la práctica.

A lo largo de la historia, teniendo en cuenta las visiones de Kant, contractualistas, utilitaristas o Schopenhauer nos damos cuenta de que existen distintos enfoques sobre la moral y su repercusión en el mundo animal, todas ellas teorías válidas pero con el inconveniente de que son formuladas unilateralmente.

La complejidad de la moral viene dada por:
– La forma: compuesta por deberes y/o derechos. Somos reticentes a dar derechos a los animales ya que no pueden cumplir con sus obligaciones, pero acaso un bebé o un niño pequeño no tienen derechos y están exentos de deberes?
– La motivación: comprensión, amistad, compasión… por todos los seres que pueden sentir, independientemente de color de piel, género, especie…
– El contenido: como moldeamos las normas morales cuando se presenta un conflicto.

Sólo los seres morales o racionales, desde una posición privilegiada, más fuerte, deciden normas morales que sitúan bajo su protección a seres que pueden sufrir. No tendríamos que aplicar aquí aquello de “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”?

Se recurre a la moral cuando se ven afectados los ámbitos de bienestar (salud, dotación alimenticia, libertad de acción, relaciones sociales, …) de diferentes seres por situaciones concretas. Se tiene la idea de que el bienestar de los humanos choca con el bienestar de los animales. No existen status morales diferentes, sólo diferentes características.

Los seres que pueden sufrir ven afectados, en mayor o menor medida, sus ámbitos de bienestar según las diferentes prácticas del ser humano:
– Cría intensiva
– Experimentación
– Mascotas
– Animales salvajes

Nos podemos hacer a la idea de la escasa moral que hay, en la mayoría de los casos, en la cría intensiva y la experimentación. Debemos ser conscientes, también, que incluso a nuestras mascotas les hemos generado expectativas con nuestras rutinas y costumbres, y que tenemos obligaciones por ello. No las tenemos, sin embargo, con los animales salvajes, salvo a la hora de respetar su hábitat y evitar interferencias con sus costumbres o conducta.

Sin embargo, hablando desde el punto de vista de la moral, no hay nada en contra de la muerte indolora de los animales, siempre que no se tenga mente suficiente para ser consciente de su propia existencia.

Como mencionaba al principio, este es un enfoque moral, con escasa repercusión social o legal, un claro ejemplo de ello son las condiciones de la cría de ganado para la alimentación o las excepciones que se hacen en el ámbito cultural en lo que se refiere al sufrimiento de los animales (hoy, de hecho, se inaugura una polémica exposición en el Guggenheim de Bilbao).

TUBES:
Farm to Fridge (Subt) (Advertencia: contenido explicito!)

It Doesn’t Have to Be This Way

PELICULAS:
En tierra peligrosa [On Deadly Ground, Steven Seagal, 1994] (petrolifera vs pueblo)
El Zorro y el Sabueso [The Fox and the Hound,  Berman &  Rich, 1981] (infantil, caza)

MÚSICA:
James – Greenpeace
Sophie B. HawkinsThe Land, The Sea, and The Sky
Tom LehrerPollution

 LIBROS:
La Telaraña de Carlota [Charlotte’s Web] por E. B. White (lechón escapa de matadero)
Sea Change: A Message of the Oceans by Sylvia A. Earle (el océano)
La Filosofía y la cuestión de la Vida Buena, Ursula Wolf
Ética de la Relación Entre Humanos y Animales, Ursula Wolf

DOCUMENTALES:
I Am an Animal: The Story of Ingrid Newkirk and PETA [Matthew Galkin, 2007]
Speciesism: The Movie [Mark Devries,2013] (ganaderia)
El Reino Apacible [Peaceable Kingdom, Jenny Stein, 2004] (granja vegana)

LINKS/ONGs:
waterkeeper.org
farmsanctuary.org

Update 2017 Nov (Diseño Social)

Y llamo Diseño Social a esta entrada por llamarlo de alguna manera, porque mi intención es recopilar una pequeña muestra de artistas gráficos, entendiendo como tal a los que trabajan en el mundo de la imagen (pintura, diseño gráfico, publicidad, fotografía…) y que, en lugar de seguir la corriente de la sociedad, se dedicaron o dedican a denunciar injusticias sociales o ‘crímenes’ ecológicos.

En el libro Diseño Protesta de Milton Glaser se incluye un fragmento de La Cartuja de Parma de Stendhal, donde describe lo que ocurre durante la llegada del ejército francés a Milán, gobernado por el Sagrado Imperio Romano a través de archiduque, primo del emperador, al que se le había ocurrido especular con el trigo, prohibiendo, para ello, que los labradores vendieran su grano hasta que él lo creyese oportuno.

Milton Glaser y Mirko Llic, 2006

‘En mayo de 1796, tres días después de la entrada de los franceses, un joven pintor miniaturista llamado Gros, que estaba un poco loco y que más tarde alcanzaría la fama, llegó con el ejército y oyó contar en el gran café de los Servi (que entonces estaba de moda) las hazañas del archiduque, que era un hombre de extremada corpulencia. Antoine-Jean Gros cogió la lista de los helados, impresa en una hoja de un feísimo papel amarillo y, dándole la vuelta, dibujó a un soldado francés dando un bayonetazo en la barriga del obeso archiduque, de la cual salía trigo en vez de sangre. Esa cosa llamada broma o caricatura era desconocida en esta tierra de cauteloso despotismo. El dibujo, que Gros dejó encima de la mesa del café de los Servi, fue como un milagro del cielo; aquella misma noche se grabó y al día siguiente se vendieron veinte mil ejemplares’.

Stendhal entiende que esto es uno de los primeros ejemplos de diseño protesta, representaba una situación que todos conocían pero de la que nadie se atrevía a hablar. A lo largo de la historia son muchos los ejemplos de artistas o creativos que ponen su destreza a ‘servicio de la sociedad’.

Guernica de Pablo Picasso, su título alude al bombardeo de dicha población, ocurrido el 26 de abril de 1937, durante la Guerra Civil Española. Fue realizado por encargo del Director General de Bellas Artes, Josep Renau a petición del Gobierno de la República Española para ser expuesto en la Exposición Internacional de París, con el fin de atraer la atención del público hacia la causa republicana en plena Guerra Civil Española. Obviamente no fue una obra de diseño tal y como lo entendemos hoy en día, pero fue una denuncia contundente sobre la situación en España.

Ken Garland publicó en 1964 un manifiesto titulado “First things first” (algo así como “lo primero es lo primero” (actualizado en el año 2000 por AdBusters). En su época causó un gran revuelo, su manifiesto fue publicado en The Guardian y fue invitado a la BBC TV a leer el manifiesto. Entre los que firmaron el manifiesto se encuentran nombres muy interesantes como Erik Spiekermann y Tibor Kalman.

Jonathan Barnbrook, 2001

La siguiente fotografía junto al libro de fotografías de Philip Jones Griffiths, Vietnam Inc fueron los que abrieron los ojos del pueblo americano sobre lo que realmente sucedía en la guerra.

Huỳnh Công Út [Nick Ut], 1973 (AP Photo)
En los ’80 algunos grupos activistas que empieza a utilizar los medios convencionales de la publicidad para enviar su mensaje a la sociedad:

Guerrilla Girls, 1989
Muro de Cisjordania, Israel. Banksy, 2005

Banksy ” sorry, the lifestyle you ordered is currently out of stock”. Hijo de un técnico de fotocopiadoras, se vio implicado en el grafiti durante el boom del aerosol en Bristol de finales de la década de 1980. Su trabajo, en su mayoría piezas satíricas sobre política y cultura, combina grafiti con esténcils.

En nuestro país, Miguel Brieva, con Dinero, Revista de poética financiera e Intercambio espiritual, se dedicaba, usando los formatos más variados (historieta, texto de reflexión, viñeta o tira de humor, etc.), a indagar en esta enfermedad moderna que contagió gran parte de la sociedad: el consumismo desenfrenado. Tampoco podemos ignorar, en lo que a crítica social se refiere,  el trabajo del caricaturista polaco Pawel Kuczynski.

Miguel Brieva

Han surgido en las últimas décadas innumerables empresas, organizaciones y artistas que se dedican a denunciar injusticias sociales:
A Happy World Production (carteles y diseños contra la guerra.)
ADBUSTERS.org
Brandalism [video]
Enmedio Colectivo
AnotherPosterForPeace.org
SDPosters.com

También ahora son las grandes ONGs las que utilizan los códigos de la publicidad tradicional como herramienta de lucha en su causa.

Greenpeace, México Ríos Contaminados TOUR. Toxic Tours, una agencia de viajes virtual en la que puedes conocer la grave situación en la que se encuentran los ríos en México y el mundo debido a la contaminación tóxica que es generada, sobretodo, por los desechos de las industrias.

Amnistía Internacional, desde 1962, es un movimiento de defensa de los derechos humanos, independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Cada vez con mensajes más contundentes.

Pero también ha sido la publicidad tradicional la que ha incluido guiños de esta comunicación social, con campañas que claman ‘únete’, manifiestos en su filosofía de empresa o algún que otro slogan que se oye en manifestaciones…

En el fondo no me molesta que esto suceda, significa que el ambiente revolucionario cala lo suficiente en nuestra suciedad, como para convertirse en una tendencia de los medios.

He dejado muchos grupos y artistas fuera de esta entrada, la lista es extensa, podéis encontrar algunos en la sección links-ONGs de este blog, pero espero hacer una segunda entrega de este post y seguir presentándoos a nuevos ‘diseñadores sociales’.

Jugoslav Vlahović, 1999