Update 2017 Jun (Obsolescencia Programada)

Du Jetable Au Durable (Laetitia Vasseur Cosima Dannoritzer Albert Torras)

La semana pasada asistí a la presentación del libro Du Jetable Au Durable de Laetitia Vasseur donde junto a Cosima Dannoritzer y Albert Torras se volvió a hablar de la obsolescencia programada. Dando de nuevo difusión, compartiendo ideas y proponiendo soluciones y alternativas, pero puede que aún no sepas lo que es, así que haremos un resumen con las nociones básicas.

Qué es?
La Obsolescencia programada fue una ‘técnica’ productiva que se implantó en los años 20 para salir de la depresión, surgió en América pero se propagó por el mundo. Se basa en diseñar productos con la intención de que fallen intencionadamente y así conseguir un mayor ritmo productivo y crecimiento económico.

Existen documentos del primer cártel que se creó con este fin, el de fabricantes de bombillas, PHOEBUS, que limitó la vida de las bombillas, que por aquel entonces ya alcanzaban las 2500 horas, a sólo 1000 horas.

Tipos de Obsolescencia programada:
Hay varias formas de clasificarlas pero sintéticamente se podrían resumir en:
· Componentes de baja calidad – Que provocan el fallo del aparato.
· Limitación de las funciones – El aparato deja de ser compatible con los nuevos softwares o con otros dispositivos.
· Moda – Se crea la necesidad de seguir la estética y las tendencias que marca la sociedad. (Atención compradores: Probad azul, es el nuevo rojo)

Problemas que genera:
A parte del gasto económico que supone el estar renovando un producto continuamente,
· Aumenta la contaminación, durante su fabricación y transporte.
· Agota recursos, lamentablemente no el planeta no es una fuente infinita de recursos.
· Aumenta la contaminación a la hora de desechar los productos, la mayoría mal gestionados pueden acabar incluso poniendo en riesgo la vida de algunas personas (normalmente de países del tercer mundo)

Lo que en la presentación del libro/charla se expuso:
Cosima Dannoritzer, directora del documental “Comprar, Tirar, Comprar” (imprescindible fuente de información sobre el tema) y de “La tragedia electrónica”, fue la anfitriona espiritual y fuente inspiradora de gran parte del movimiento que surgió al destapar este sistema productivo/económico. Nos invita a pensar si realmente necesitamos un producto cuando lo compramos, a intentar repararlos antes de deshacernos de ellos y a preocuparnos de que, cuando finalmente nos deshagamos de un producto, este siga los cauces adecuados para un correcto reciclaje. Si quieres aumentar tu conocimiento sobre la obsolescencia programada yo te invitaría a ver el documental “Story of Stuff” y “La Huella Humana” de National Geographic.
Obsolescencia Programada
Laetitia Vasseur además de autora del libro Du Jetable Au Durable es co-fundadora de la web (HOP) cuyos objetivos son sensibilizar e influir al posible consumidor, además puedes unirte al movimiento en contra de la obsolescencia programada en esta web. Empieza a haber también empresas interesadas en crear nuevos tipos de productos sin dicha obsolescencia asociados a la web.

En los últimos años ha ganado mucho peso este movimiento en Francia, llegando a ámbitos políticos y legales. A día de hoy han conseguido que las empresas se hagan responsables de la reparación de un producto si este no alcanza los 2 años de vida. Además cada producto luce en su etiqueta los años que durará, y se está sopesando la posibilidad de incluir información sobre si un producto dispone de piezas de recambio o no. Otra posibilidad interesante es que en el futuro se venda el uso de un producto en lugar del producto en sí.

Albert Torras pertenece al movimiento Millor que Nou, que invita a reducir el impacto ecológico de nuestro sistema consumista por diferentes vías:
Reparando, aprendiendo a reparar o intercambiando productos. En su web se puede consultar listados de tiendas de reparación o de intercambio. La organización ofrece talleres donde se enseña a reparar tus productos (o puedes consultar los videos colgados en su canal de Youtube).  Existe además un amplio espacio donde se pueden intercambiar productos por sistema de puntos o donde los podemos dejar nuestros objetos libremente.
Los productos que más se trabajan son: aparatos electrónicos, bicicletas, ropa y muebles.

Los pasos son lentos pero se están dando, creo que podemos aplicar a la duración mínima de un electrodoméstico estipulada por ley lo mismo que Chris Rock decía sobre el sueldo mínimo, cuando trabajaba en McDonald’s, él ponía en boca de sus jefes “Hey, si pudiéramos pagarte menos lo haríamos, pero va contra la ley”.  Es cierto también, que la ley debería ser más contundente con las empresas que incumplen estas leyes, no puede ser que una empresa sopese la posibilidad de quebrantar o no la ley dependiendo de los beneficios que le va a aportar. Sin embargo, ya son muchas las empresas que se preocupan por ofrecer productos con ciertas garantías de durabilidad, y sobre todo, que la sociedad empieza a concienciarse. Existen nuevas filosofías en el sistema productivo, Michael Braungart apuesta por Cradle to Cradle, donde los residuos de un producto que ya no es funcional se convierte en el sustrato de otro producto. Y para no perder la esperanza, me gustaría que conocieseis casos en los que a una empresa los productos le salen rana, y duran más de los que esperaban, mucho más… esta secadora tiene 48 años

LINKS:
Millor que Nou
halteobsolescence.org (HOP)
Story of Stuff

LIBROS:
Cradle to Cradle de William McDonough, Michael Braungart
Du Jetable Au Durable de Laetitia Vasseur

DOCUMENTALES:
Comprar, Tirar, Comprar
La tragedia electrónica
La Huella Humana de National Geographic

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *